Poesía textil o escribir sobre la vida con máquina de coser

Foto: http://naturalezarara.wordpress.com/

El proyecto Naturaleza Rara; escritura textil o poesía textil tiene ya cuatro años con zona de acción en la ciudad de México pero también en otras del país. Cuenta su creadora, la artista de oficio múltiple Sara RaCa, que su intención era experimentar y jugar a sus anchas con las palabras y las texturas de las telas para hacer de ellas un soporte de expresión poética.

Bastó esa idea, donde la pluma o el teclado y el papel dejaron de ser, para que la máquina de escribir dijera lo suyo. El resultado: palabras a la a la mano en bolsos, mochilas, indumentaria, cojines, tapices, manteles, cortinas, colchas, tapetes, y todo objeto susceptible de ser texturizado.

Sara explica todo esto desde las reflexiones a las que llega para este post; haciendo un alto a presentaciones de su arte, para contar un poco, compartir un poco, su necesidad de con-jugar palabras. En el mismo mood detalla más el proceso.

“Con el tiempo lo enfoque también como un proyecto para la exploración de las relaciones entre el texto y el textil. Así que publico y ademas construyo textos a partir de la tela/producto: una vez que está la prenda, realizo un texto desde y para la prenda.  Esto varía cuando se trata de intervenir un espacio”.

¿Por qué Naturaleza rara? 

“Naturalmente” dentro los sujetos y las cosas, existe lo anormal, lo deforme, lo inesperado, lo diferente, lo extraño, etcétera. Así también el lenguaje y las palabras poseen una naturaleza rara, mas bien sensorial, táctil, visual, que tiene que ver con su composición, su hechura, los elementos o materiales que utilizo. El poema como proceso de-construcción manual, de contacto y búsqueda de nuevas fronteras entre la escritura, el cuerpo y el arte”, dice.

De ese modo, las palabras se materializan y se expanden. Como en una semiótica de los hilos, al que se suma poesía en voz alta, sonora, instalación, escénica, performance. Todo sea por ese juego que la literatura y la vida proponen.

 

Además todo lo hecho en el proyecto va con la filosofía del comercio justo y autónomo. La idea es afianzarse más, y crecer, para dar otros experimentos que inquietan. De hecho,  Sara también tiene una apasionada y tormentosa relación con el ensayo -como vehículo para caminar- y coquetea descaradamente con las retóricas del género.

Como para muestra basta un botón, #ND seleccionó un poema del blog Naturaleza Rara.

Antes, el link Facebook para dar “me gusta”.

TARDE NUBLADA

¿Valdrá algo pasar tantos encierros?

No afuera sino adentro

ensimismada.

Sentir que si no se escribe

no existe

y casi no hacerlo por mil moralejas

todas trabajando en el panal de la cabeza.

Y no se encuentran razones, no ya para escribir

sino para vivir simplemente sin miedo

que mantiene

su cuota y su resabia

su compañía cotidiana

es

una especie de duda que no acaba

una so-sobra

una so-sombra

una tuve-herida rota

y todo, todo en la atmosfera traza

el cuerpo se aclimata

a la vanidad enjaulada

que no libre

ni sangre que alegre

ni integra en la cobardía

es la bruma de una estrella que nació para morir

gritando que

estoy destruyendo la vida o lo que creí que seria

porque el miedo ya no deja

no deja hambre en la casa

ni podemos mantenerle

es mas un adiós permanente

a la nostalgia

más lejana que nunca porque no estamos solos

nos amarramos enamorándonos de otros

acumulando el pasado

volviéndonos locos

Quisiera dejarlo todo

esta ciudad y mis preguntas

y prenderle fuego a la casa,

despertar en el incendio

esa estrella fugaz

viendo como todo se muere

todo eso que  creí respirar

toda esa gloria que quise alcanzar

Prohibido soñar el futuro

viajes  a la playa donde enterrar los recuerdos

un hogar en la montaña que construir con mi pecho

soñar los 81 siendo esa anciana de faldas largas

pantalones a caballo fumando marihuana

trabajando en una comunidad del Sol

por una libertad que no existe que no existió

porque todo, todo es un sueño

sueño con un cielo abierto en medio de esta tarde nublada

llena de rabia en las entrañas

un mundo imposible se desoja  frente a la ventana

el cuerpo ya no es un refugio asequible

Anuncios

Un comentario en “Poesía textil o escribir sobre la vida con máquina de coser

Los comentarios están cerrados.