A 75 años de La llegada de los marcianos

1.war-of-the-worlds-what-we-think-martians-look-like-130318-580x360

Comenzó como cualquier otro programa de radio. Un presentador, un tema musical, una introducción de Welles, un informe del tiempo y una conexión con un hotel de Nueva York donde se presentaba una orquesta de España. De repente se produjo una interrupción: el locutor dijo que había habido una serie de explosiones en Marte y que masas de gas en llamas avanzaban a gran velocidad hacia la Tierra. Volvió la música, hasta que hubo una nueva interrupción. Se dijo que un astrónomo de fama mundial, el profesor Richard Pierson (Welles), estaba siendo entrevistado en el Observatorio de Princeton, Nueva Jersey. Pierson le aseguró a quien lo entrevistaba que en Marte no había vida y que estaba tan lejos (a 64 millones de kilómetros, o 40 millones de millas) que no representaba peligro alguno.

Vino otra interrupción para informar que algo se había estrellado contra la Tierra y había producido un sacudón digno de un terremoto a 36 kilómetros (20 millas) de Princeton. De ese modo, y con su avance, la narración fue incluyendo detalles de ciudades devastadas y cantidad de víctimas de la invasión extraterrestre, generando el mayor susto recordado en la historia tras una transmisión de Ciencia Ficción. Los más afectados fueron oyentes despistados que sintonizaron esa noche desde las 20 (los que hacían algo así como zapping radial), y que eligieron la adaptación del clásico de H.G. Wells “La guerra de los mundos” realizada por la Compañía de Teatro Mercury de Welles.  Vale aclarar que, el relato de Welles no era una simple lectura del texto de su casi homónimo Wells, sino que la narración tuvo amplio despliegue de herramientas del lenguaje radial, con una historia disfrazada de programa musical interrumpido por informes de noticias. Entonces, la atmósfera de la transmisión logró un realismo total vinculado además al contrato de escucha que hasta entonces se sostenía con las familias que se reunían alrededor de la radio.

Port_ackerman_036_v172

 

guerra

VÍSPERA DE LA GUERRA.

De aquel susto, el susto de Welles, pasaron ya 75 años (30 octubre 1938). (Bajar aquí). Se calcula que unas 12 millones de personas escucharon la transmisión y muchos creyeron que los marcianos estaban invadiendo la Tierra a través de Grovers Mill, Nueva Jersey, un pueblo, en realidad elegido por el guionista mientras jugaba al azar. ¿La razón por la que creyeron?: el momento de descubrimientos científicos, el inicio del ataque alemán, la emergencia de héroes de ficción como Superman, y las especificidades del medio: la radio era la última tecnología masiva, en la que los oyentes buscaban noticias, (las noticias de un mundo entre guerras mundiales) y entretenimiento o mejor dicho, espectáculos de variedades.

PicMonkey Collage

1366565947_876088_1366566097_noticia_normal

CÁPSULA. West Windsor Township es hoy una comunidad próspera que en los años 30 era un sector casi exclusivamente rural. En el Van Nest Park, cerca de Grovers Mill Pond, hay una placa con las imágenes de Welles, de una máquina marciana y de una familia que escucha la radio. Debajo se enterró una cápsula del tiempo.

1280px-Landingsite_statue

HOMENAJE A LA CIENCIA FICCIÓN MÁS ESPECTACULAR

Dice la novela La guerra de los mundos, en el capítulo 4. “Los que nunca han visto un marciano vivo no pueden imaginar lo horroroso de su aspecto. La extraña boca en forma de uve, con su labio superior en punta; la ausencia de frente; la carencia de barbilla debajo del labio inferior, parecido a una cuña; el incesante palpitar de esa boca; los tentáculos, que le dan el aspecto de una gorgona; el laborioso funcionamiento de sus pulmones en nuestra atmósfera; la evidente pesadez de sus movimientos, debido a la mayor fuerza de gravedad de nuestro planeta, y en especial la extraordinaria intensidad con que miran sus ojos inmensos… Todo ello produce un efecto muy parecido al de la náusea. Hay algo profundamente desagradable en su piel olivácea, y algo terrible en la torpe lentitud de sus tediosos movimientos. Aun en aquel primer encuentro, y a la primera mirada, me sentí dominado por la repugnancia y el terror”.

image012

Desde hoy (26 octubre) y hasta el 30 mismo habrá una serie de homenajes a la histórica transmisión y su conexión con West Windsor. En esa localidad de EEUU habrá un desfile de Halloween para niños y una muestra de la película de 1953 “La guerra de los mundos”, la Grovers Mill Coffe House ofrecerá un recreación en vivo del programa radial y el 30 habrá una charla de historiadores. Se suma que el programa “American Experience” del canal público PBS presentará el 29, un documental sobre la transmisión original de “La guerra de los mundos” en el que aparece la hija mayor de Welles, Chris Welles Feder. Además la Biblioteca Pública de Princeton ofrecerá una reproducción en vivo de la transmisión original del programa el 30.

Como sabemos, en 2005, Steven Spielberg realizó La guerra de los mundos con Tom Cruise y Dakota Fanning como protagonistas. Esta versión de la historia se basó en elementos de la novela, en el programa de radio y en la versión de 1953, en la que predomina un escenario bélico.

 

20070418klplylliu_224.Ies.SCO                                                                                   

La guerra de los mundos (recreación)

Con información de AP.

 

Anuncios