Atacan un centro cultural porque se habló sobre aborto

1452430_411989412262240_1457423122_n

El Centro Cultural Caracol, donde se reúne el Colectivo “Magdalenas Teatro de las Oprimidas” fue atacado hoy con pintadas en aerosol. De acuerdo a lo que confirmó ND, los atacantes dejaron palabras que pueden leerse como agresiones desde el tratamiento que el grupo hizo sobre el tema del aborto en una radio de Puerto Madryn.

 “Aborteras”, “sucias”, lesbianas”  dice en los muros que quedaron afectados en calle España 168 donde está el centro cultural, en tanto que esta noche se estaba desarrollando una reunión en el lugar para determinar los pasos a seguir, que podrían ser volver a pintar el muro dejando esas “intervenciones” a fin de visibilizar el odio y la intolerancia, como también hacer un abrazo a ese espacio cultural en el que se realizan distintas actividades artísticas y comunitarias.

A la vez, en redes sociales se siguen sumando las manifestaciones de repudio y de solidaridad para con el grupo y el espacio.

Captura de pantalla 2013-11-13 a las 21.21.44

De acuerdo a lo que ND pudo rastrear en soportes digitales de los medios de aquella ciudad, el 2 de noviembre se hizo en el Centro Cultural Caracol, el Primer Encuentro de Feminismos del Sur, un espacio que surgió como una necesidad de conocer diferentes experiencias, de poder reunirse con otros colectivos de la región para hablar de las problemáticas comunes en relación a las mujeres y a la militancia feminista.

En el encuentro, que propició la reunión de colectivos de Patagonia, se trabajó sobre los ejes: la violencia contra las mujeres, “violencias machistas en general” y la legalización del aborto como un derecho, haciendo cuentas de los logros y planificando acciones en pos de la visibilidad.

“Una de las primeras conclusiones fue esa, la de poder hacer visible la problemática, de poder hablar porque cuando un tema es tabú, es ese primer silencio el que favorece la clandestinidad. Además de hacer teatro, teníamos un micro de radio que se llamaba Radio Magdalena, que se emitía por una radio comunitaria que se llama Namunkura”, explicó Mariel Weistock, referente del colectivo a Prensa 3m.

Al parecer, siguiendo el relato de la referente del colectivo, el programa radial tuvo siete micros con distintos temas y el último se refirió al aborto.

“Lo que paso es que al dueño de la fundación, Carlos Merino, no le gustó cierto tratamiento estético del tema. Nosotras cerramos el micro con la música de la Marcha Peronista pero hablando del Aborto seguro y con cierta cobertura legal como es con el caso de la pastilla Misoprostol, que una vez recetada se puede comprar en la farmacia y es medicamente seguro para la mujer que haya decidido no continuar con su embarazo, además de que tenemos una legislación que avala un Aborto no punible. Al dueño de la Radio no le gustó el tratamiento del tema y utilizó el medio para hablar de nosotras de manera despectiva y denigrante. Dijo que tratábamos el tema del Aborto riéndonos como si fuera fumarse un fasito. Después trató de aclararlo en una carta pública acá en Madryn. Pedimos derecho a réplica, nos lo dio pero nos pidió que nos vayamos del espacio”.

Después del derecho a réplica, se descubrieron las pintadas, cuyo registro circuló en redes sociales. El programa en cuestión se puede escuchar aquí.

Con información de http://www.prensa3m.com/

Anuncios